Intercanvi Bensheim

Dienstag 15.

Wir sind am Dienstag um drei Uhr in Frankfurt angekommen. Wir sind mit dem Taxi nach Bensheim gefahren. Am Rathaus haben die Familien auf uns gewartet. Dann sind wir mit unseren Gastfamilien nach Hause gefahren. Bei Susi habe ich in Heppenheim gewohnt. Am Abend haben wir uns in Bensheim in Sams getroffen. Ich bin um 23:00 Uhr ins Bett gegangen und habe sehr gut geschlafen.

Mittwoch 16.

Am Mittwoch 16. bin ich um 6:15 Uhr aufgestanden.  Zum Frühstück gab es Milch mit Müsli. Dann sind wir in die Schule mit dem Auto gefahren. Am Abend sind wir Bowling gegangen.

 Donnerstag 17.

Am Donnerstag 17.  sind wir nach Frankfurt gefahren. Wir waren auf dem Römer, im Gothe-Haus, wo wir eine Führung hatten. Das was interessant. Danach waren wir auf dem Maintower. Es war ein bisschen neblig, aber wir hatten viel Spaβ! Ich bin um 23:30 Uhr ins Bett gegangen und habe noch einmal sehr gut geschlafen.

Freitag 18.

Am Freitag 18. bin ich um 6:30 Uhr aufgestanden. Zum Frühstück gab es Milch mit Müsli. Dann sind wir in die Schule gefahren. Am Abend sind wir ins Kino gegangen und wir haben uns in Vapiano getroffen.

Martes 15

Cogimos el avión y partimos hacia Alemania. Como podréis imaginar las dos horas de avión se me hicieron eternas. Tenéis que entender que en esos momentos yo no sabía que me encontraría en Alemania, como sería la persona que me había tocado, como sería su familia, si entendería algo cuando me hablaran y muchas más preocupaciones. 

Cuando llegamos al aeropuerto de Frankfurt me di cuenta de que no hacía frío y que la mitad de la ropa que llevaba en la maleta la podría haber dejado ¡Era un milagro! ¡Yo pensaba que me lo iba a encontrar todo nevado!  

Un mini bus nos llevó al ayuntamiento, donde habíamos quedado todos los del intercambio. Allí cada alumno alemán se llevó a su pareja a su casa. 

Se me olvidaba decir que en ese momento eran las 16:30 y ninguno de nosotros había comido ¡Tenía un hambre! 

Me llevaron a su casa y me la enseñaron. Luego Susi me enseñó el pueblo donde ella vive, que es Heppenheim. Es un pueblo bastante grande, pero ellos dicen que es muy pequeño. 

Allí, en el pueblo, le dije a Susi que no había comido nada y que tenía hambre. Así que me compré una napolitana. Ese día me quedé sin comer. 

Cuando acabamos nuestra visita por el pueblo volvimos a casa, jugamos a Ubongo, al Parchís, al Uno (juego que curiosamente todos los alemanes tienen) y nos hicimos una pizza. 

Llegó su madre y cenamos. Luego a las 22:30 o más, nos fuimos a dormir para levantarnos a las 6:15¡Demasiado temprano para mí! 

¿Os he dicho que en Alemania cada vez que entras en una casa te quitas los zapatos? ¡Qué curioso!

Miércoles 16

Al día siguiente Susi me levantó y desayunamos cereales. Me dieron mucha comida para merendar en el instituto: dos panecillos de jamón, un Brezel, un zumo, un yogurt y una botella de agua ¡Como podían creer que yo comería tanto! 

Fuimos al instituto y me lo enseñaron

¡ES ENORME! ¡Nadie era capaz de orientarse! Por suerte iba pegadita a Susi y no me perdí. 

La visita duró tres cuartos de hora, el tiempo que dura una clase, que hicieron los alumnos alemanes.  

Nos vinieron a recoger e hicimos todas las clases correspondientes.

Por suerte yo sólo miraba y escuchaba (la verdad es que entendí muy pocas cosas, pero le empecé a pillar el truco y empecé a entender algunas conversaciones). 

Las dos primeras clases fueron de latín. Luego tuve música: en esta clase cantaron canciones e hicieron inversiones o algo parecido, que yo sé hacer, pero que en alemán todos los nombres cambian. 

Luego alemán. En esta clase un alumno llegó tarde y dijo algo que no entendí y todos se pusieron a reír. Al final Susi me explicó, que había llegado tarde porque no encontraba el baño ¡Imaginaos lo grande que era el instituto! Incluso un alumno, que va cada día durante muchos años, se pierde. 

Luego tuve inglés (la única clase en que me enteré de todo, qué alivio). 

Tuvimos un patio de 1 hora en el que, por lo visto si no entendí mal, se permite a los alumnos salir, y fuimos casi todos los del intercambio a comer una pizza (digo casi todos porque algunos ya habían acabado las clases o porque comían en el comedor). 

Cuando acabamos fuimos a clase de gimnasia. Al acabar, fuimos a hacer una excursión (Susi, su madre y yo) a un castillo que estaba en una montaña de Heppenheim. Arriba, la madre preparó un picnic, no comí casi nada porque hacía muy poco que acababa de comer ¡No entiendo donde se meten tanta comida, todo el tiempo comen!  

Toda la excursión, bajada y subida, duró una hora, su madre lo cronometró. 

Nos fuimos a casa y me duché. Luego nos fuimos a la bolera. Nos lo pasamos muy bien, fue muy divertido. 

Nos fuimos a su casa, cenamos y jugamos a Uno. Cuando acabamos me puse el pijama y me fui a dormir.

Marta Ruiz Anguera 2nC

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s